viernes, 5 de septiembre de 2014

Septiembre 5: Aniversario de la declaración de guerra por parte del Reino Unido a la Dinastía Qing de China: Primera vergonzosa Guerra del Opio, desde 1839 hasta 1842.



Ruta del narcotráfico imperial inglés con el opio

El comercio entre China y el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda comenzó a arrojar un déficit creciente a la Compañía de las Indias Orientales que tenía el monopolio del comercio con el apoyo del Reino Unido.

Destrucción de juncos chinos por los barcos ingleses. Pintura de E. Duncan (1843)

Como la Compañía de las Indias Orientales no encontraba con qué productos contrarrestar al té chino, entonces se les ocurrió exportarles opio de los campos algodoneros de la India para embrutecer a los chinos y cambiar el déficit por un superávit comercial.



Buques a vapor de la Compañía de las Indias Orientales, exportadoras del opio a China destruyen los juncos de guerra chinos

El emperador Daoguang, de la dinastía Qing, nombró un zar de las drogas para acabar con el comercio ilícito y prohibir el consumo de opio que estaba embruteciendo a su propio ejército.




En 1839, el zar de las drogas chino incautó más de 1,300 toneladas de opio en Cantó y expulsó a los comerciantes británicos quienes se fueron a suplicar a su gobierno británico para que los defendiera. La vergüenza internacional surge con la declaración de guerra a China y el envío inmediato de buques artillados a bombardear las costas chinas. Los británicos aplicaron toda su fuerza y navegaron por el río Yangtzé hasta Nankin, en 1842. Obligaron al emperador chino a firmar el Tratado de Nanking que obligó a China para abrir cinco puertos al libre comercio británico: Amoy, Cantón, Foochow, Ningbo y Shanjai.


El pueblo chino drogado por el opio que impuso Gran Bretaña

Este fue el comienzo de los llamados “Tratados Desiguales” de las potencias occidentales con China. ¿Habrán perdonado los chinos?


Firma del Tratado imperialista de Nankin, el 29 de agosto de 1842