jueves, 24 de abril de 2014

Abril 24: El Imperio Ruso le declara la Guerra al Imperio Turco-Otomano en 1877.





Los europeos del siglo XIX se referían al Imperio Turco-Otomano como “El Hombre Enfermo” que cedía territorios a Rusia por debilidad. El conflicto estalló el 24 de abril de 1877 cuando Rusia declara la guerra al Imperio Otomano. La guerra se peleó en los Balcanes y en el Cáucaso.

Rusia quería aprovechar para recuperar los territorios perdidos en la Guerra de Crimea (1853-1856) y lograr establecerse de nuevo en el Mar Negro.




El resultado de la guerra fue favorable a Rusia que se quedó con varias provincias del Cáucaso, Rumanía. Serbia y Montenegro aprovecharon la guerra para independizarse de los turcos.




Después de casi cinco siglos de dominación turca (1396–1878), Bulgaria fue reconocida como Principado de Bulgaria, entre las tierras del Río Danubio y las Montañas Balcánicas, excepto Dobrudja que fue cedida a Rumanía. Sofía se convirtió en la capital de Bulgaria.