lunes, 28 de abril de 2014

Abril 28: Francia invade a los Países Bajos austríacos (hoy Bélgica) y comienzan las Guerras Revolucionarias Francesas, en 1792.



Las Guerras Revolucionaria Francesas fueron todos los conflictos que tuvo que enfrentar la Revolución Francesa contra las monarquías europeas que se opusieron al liberalismo revolucionario, entre 1792 y 1802. 


Leopoldo II Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Gran Duque de Toscana, rey de Bohemia y Hungría, Archiduque de Austria.

Los enfrentamientos revolucionarios motivados por el fervor y la gloria, lograron vencer a sus enemigos vecinos y se apoderaron de los Países Bajos, Italia, y las tierras rivereñas del Río Rin. El dominio de la guerra fue numérico. La Revolución llamó a filas e innumerables jóvenes patriotas se alistaron para defender el proceso revolucionario.


Federico Guillermo II, rey de Prusia y Elector de Brandenburgo

El Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico con sede en Viena, Austria, era Leopoldo II hermano de María Antonieta, la esposa de Luis XVI y reina de Francia. Por esa razón, El Emperador invitó al rey de Prusia a formar una coalición contra la Francia revolucionaria y hacer restituir los poderes del rey Luis XVI.