viernes, 4 de abril de 2014

Abril 4: Hoy es aniversario de la primera abdicación de Napoleón I y proclama a su hijo Napoleón II como emperador de los franceses, en 1814.


Napoleón firma su abdicación en Fontainbleu, en 1814, según pintura de la época.

En realidad, París fue tomada por las fuerzas aliadas de la llamada Sexta Coalición contra Francia (contra Napoleón I), más prescísamente. El Emperador estaba acampando en Fontainebleau con posibilidades de recuperar a París puesto que el ejército seguía fiel, excepto su viejo amigo a quien hizo Mariscal, Auguste Marmont, y quien estaba en París con 20 mil soldados. Marmont se dejó sobornar por Talleyrand-Perigord y desertó cuando Napoleón se dirigía a retomar París. Marmont se convirtió en un modelo de traición, en la historia.

Retrato de Napoleón Bonaparte en Fontainbleu, luego de renunciar, por Paul Delaroche.




El hijo de Napoleón Bonaparte con María Luisa Habsburgo de Austria fue nombrado Rey de Roma el mismo día de su nacimiento y apodado “El Aguilucho” (L'Aiglon, en francés). Su nombre de pila completo fue “Napoleón Francisco José Carlos Bonaparte”, nacido el 20 de marzo de 1811, en París, y murió el 22 de junio de 1832, cerca a Viena, en el Palacio de Schönbrunn, a la edad de 21 años.

 
El hijo de Napoleón y Rey de Roma, Napoleón II “El Aguilucho”.


Los franceses respetaron el título de Napoleón II, como Príncipe Imperial, según la Constitución de 1804. Pero, aunque Napoleón al abdicar proclamó a su hijo como nuevo Emperador, el Senado no ratificó esa proclama y permitió el regreso de la monarquía de los Bourbon en cabeza de Luis XVIII, de conformidad con las exigencias de los vencedores. Comenzó el llamado período de “La Restauración“ de la monarquía.

Tumba de Napoleón II, "El Aguilucho". Murió a los 21 años de edad.

Cuando Napoleón abdicó el 4 de abril de 1814 y nombra a su hijo como Emperador, los vencedores encabezados por Gran Bretaña rechazaron aceptar al hijo de Napoleón como sucesor. Por consiguiente, una semana después, Napoleón I fue obligado a abdicar incondicionalmente. Por eso, aunque Napoleón II nunca gobernó a Francia, sí fue titular momentáneo del Imperio Francés, y, por eso, cuando Luis Napoleón, el sobrino de Bonaparte, se convirtió en el segundo Emperador de Francia en 1852, adoptó el nombre de Napoleón III.