domingo, 26 de enero de 2014

Enero 26: El Concilio de Trento explica las diferencias entre el Catolicismo y el Protestantismo, en el año de 1564.



El Concilio de Trento como respuesta al Protestantismo


La Iglesia Católica estableció los concilios ecuménicos como asambleas de obispos para deliberar en materia de fe cristiana a través del mundo habitado, según los romanos.

Dicen los historiadores que el primer Concilio fue convocado por San Pedro en los alrededores del año 50, en Jerusalén. En esa reunión perdonaron a los judíos que se convirtieron al cristianismo.



Como el Papa es el seguidor de Pedro, tiene la potestad de citar a concilios, para tratar asuntos de la fe cristiana. Es indispensable que haya mayoría de obispos de las diócesis mundiales para lograr el quórum y así poder sancionar todos los acuerdos por el Sumo Pontífice.

El Concilio de Trento fue una necesidad para afrontar las reformas protestantes que lideró Martín Lutero. El Concilio estableció la Misa Tridentina.


Los uniformes de los soldados de Cristo

En ese Concilio se definieron las diferencias con los reformistas, liderados por Martín Lutero. El Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, PÍo IV sancionó las normas, prácticas y procedimientos que se debían implementar en la Iglesia Católica, en adelante, como Dogma de Fe y punto.