miércoles, 29 de enero de 2014

Enero 29: Francia venció a Rusia y a Prusia juntas en la Batalla de Brienne, dirigida por Napoleón I, en 1814.

El general francés Gourgaud salvó a Napoleón de caer prisionero de los Cosacos.
Luego de las derrotas que sufrió Napoleón y su Gran Ejército, en 1812 durante el invierno ruso; y luego en 1813, cuando tuvo que enfrentarse a la Sexta Coalición contra Francia, compuesta por Austria, España, Gran Bretaña, Portugal, Suecia y varios Estados germánicos, que al derrotarlo en la Batalla de Leipzig, lo enviaron al exilio en la isla de Elba, en el Mar de Liguria, al frente de Toscana, Italia, Napoleón regresó a ocupar de nuevo su trono, durante 100 días.

Todos contra Napoleón hasta acorralarlo

La Batalla tuvo lugar cerca al Castillo de Brienne, donde Napoleón Bonaparte asistió a la escuela militar en temprana edad. Los aliados avanzaron sobre Francia desde tres direcciones diferentes, pero Napoleón derrotó a uno por uno, comenzando por partición de las tropas ruso-prusianas de Silesia bajo el mando del Mariscal de Campo Blücher, viejo enemigo del Emperador.