lunes, 6 de enero de 2014

Enero 6: Los Reyes Católicos, Fernando e Isabela, invaden a Granada para completar la Reconquista española en 1492.

Don Fernando, rey de Aragón y Doña Isabela, reina de Castilla
Fernando de Aragón e Isabela de Castilla se casaron y unificaron los dos reinos para formar lo que hoy conocemos como el reino de España. Sin embargo, cada uno gobernó su reino independientemente  y conservaron las leyes regionales con sus gobiernos. El título de “Reyes Católicos” se los concedió el Papa Alejandro VI en 1496 por haber defendido los dogmas católicos dentro de sus reinos.
Los Reyes Católicos se propusieron reconquistar la Península Ibérica que había sido invadida por los musulmanes del Califato El Omeya árabe con origen en Damasco. La conquista árabe duró 15 años entre los años 711 y 726 cuando se apoderaron de toda la Península Ibérica y parte del sur de Francia, pero el territorio ya estaba conquistado desde el año 720. Es decir, España y Portugal estuvieron en poder de los musulmanes por 772 años o casi ocho siglos, con capital llamada al-Ándalus, en Córdoba, España.
 
La meta de los Reyes Católicos de reconquistar los territorios que pertenecieron al Reino de los Visigodos, comenzó con las campañas conocidas como las “Guerras de Granada” lideradas por Rodrigo Ponce de León y Diego de Merlo. Es importante señalar que parte de la financiación de las guerras fue otorgada por el Papa Sixto IV, mediante un “impuesto de cruzada”. La guerra duró 10 años hasta que el Emir Boabdil se rindió ante las fuerzas andaluzas y entregó las llaves del Palacio La Alhambra a los soldados castellanos.
Entrega de las llaves de la ciudad de Granada por el Emir Boabdil a la reina Isabela I de Castilla