domingo, 22 de junio de 2014

Junio 22: La Santa Sede en Roma fuerza a Galileo Galilei a retractarse de su opinión la cual estableció que era el Sol el centro del Universo y no la Tierra.



Galileo Galilei


En septiembre de 1632, Galileo recibió la orden de ir a Roma para ser juzgado. Finalmente llegó en febrero de 1633 y fue llevado ante inquisidor Vicenzo Maculani para hacerle los cargos.

Galileo fue finalmente persuadido para admitir que, en contra de su verdadera intención, un lector de su diálogo bien podría haber obtenido la impresión de que estaba destinado a hacer una defensa del copernicanismo.

La tésis de Galileo en su escrito "Diálogos"



Galileo fue amenazado con tortura por los inquisidores de la Santa Sede en Roma, si no se retractaba. La sentencia final de la Inquisición fue entregada el 22 de junio de 1633, la cual constó de tres partes esenciales:

· Galileo fue encontrado "vehementemente sospechoso de herejía", es decir, de haber celebrado las opiniones de que el Sol está inmóvil en el centro del universo, que la Tierra no está en su centro y se mueve, y que uno puede sostener y defender una opinión como probables después de que ha sido declarada contraria a la Sagrada Escritura. Él estaba obligado a “abjurar, maldecir, y detestar” sus propias opiniones.

· Fue condenado a prisión por placer de la Inquisición. Pero, al día siguiente, su prisión fue conmutada por arresto domiciliario, que permaneció bajo durante el resto de su vida.

· Su infractor Diálogo fue prohibido; y en una acción no anunciada en el juicio, se le prohibió la publicación de alguna de sus obras, incluyendo cualquiera que pudiera escribir en el futuro.