lunes, 9 de junio de 2014

Junio 9: El Emperador Romano Nerón comete suicidio en el año 68, luego de citar La Ilíada, y así poner fin a la Dinastía Julio-Claudiana.





La dinastía Julio-Claudiana la comenzó Augusto, como primer emperador de Roma; siguió Tiberio, luego Calígula, Claudio y finalmente Nerón. Fueron los cinco emperadores que se enrocaron luego de que Julio César muriera como único triunviro y quien aspiraba a ser dictador vitalicio. Luego vino el segundo triunvirato, en el cual estaba Octavio, sobrino de Julio César. Octavio logró el apoyo del Senado y declaró la Guerra a Marco Antonio y Cleopatra y los venció. Así nació la dinastía Julio-Claudiana en el Imperio Romano.

Nerón se suicida con su propia espada

Nerón dejó a Roma por un tiempo para buscar influencias griegas y solucionar los problemas que él mismo había creado en Roma. Pero, a su regreso, encontró una situación peor. El Senado estaba conspirando para destituir a Nerón.


Neró es encontrado muerto po la Guardia Pretoriana

Tigelino era el Prefecto de la Guardia Pretoriana y estaba enfermo cuando Nerón regresó. En su remplazo estaba Cayo Nimfidio Sabino quien persuadió a sus tropas para retirar el apoyo y la lealtad al Emperador.






El Senado romano estaba tan hastiado de las extravagancias de Nerón que condenó al Emperador a ser azotado hasta su muerte. Al advertir la sentencia, Nerón huyó, pero fue interceptado por la Guaria Pretoriana y se encarnó su propia espada en el pecho con la ayuda de su secretario, el 9 de junio del año 68. Esos cuatro emperadores fueron Galba, Otón, Vitelio y Vespasiano.