lunes, 23 de junio de 2014

Junio 23: Hoy es el aniversario del contrato de matrimonio entre Charles II de Inglaterra y Enriqueta Catalina de Braganza, en 1661, que fortalece la alianza anglo-portuguesa.

La reina Catalina por Peter Lely, 1665.

Más conocida por su nombre en inglés, Catherine fue una reina impopular por su devoción a la Iglesia Católica Romana. El asesinato del magistrado Sir Edmund Berry Godfrey ocasionó un creciente anticatolicismo en Inglaterra porque los sospechosos y acusados fueron los sirvientes de Catherine. Además, ella fue acusada de tratar de envenenar al rey Charles porque era mujeriego y parrandista. A pesar de no tener hijos con el rey, éste sí tuvo como 12 hijos extramaritalmente.



Un rey en el exilio: Charles II por Philippe de Champaigne, 1653.



Catherine tuvo tres abortos involuntarios y por eso no produjo herederos. El rey escogió como dama de alcoba a su amante Bárbara Palmer, con quien sí tuvo hijos ilegítimos y por eso serían posteriormente excluidos de la sucesión al trono. Por eso, el sucesor de Charles fue su hermano James.


A Catherine de Braganza se atribuye la costumbre de beber té en Gran Bretaña, lo que ya era muy popular en Portugal entre la nobleza.