viernes, 2 de mayo de 2014

Mayo 2: La reina de Inglaterra, Ana Bolena, es encarcelada por los cargos de adulterio, incesto, traición y brujería, en el año 1536.


Un retrato de Ana Bolena pintado algunos años después de su muerte. Su biógrafo más reciente lo considera muy cerca de «la verdadera Ana Bolena»


Ana Bolena (en inglés: Anne Boleyn) fue la segunda esposa del rey Enrique VIII de Inglaterra y su reina consorte. Ana ha sido considerada «la reina consorte más influyente e importante que Inglaterra ha tenido nunca» según el biógrafo Eric Ives.

Ana ha sido considerada como mártir dentro del protestantismo inglés porque logró demostrarse que era inocente de todos los cargos imputados y que la llevaron a la ejecución. Ella fue parte de la agitada Reforma Inglesa

Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos de España, fue la primera de las seis esposas de Enrique VIII. Como no tuvo hijos varones, Enrique pidió al Papa Clemente VII la anulación del matrimonio. El Papa no quiso y Enrique procedió a separarse de la Iglesia Católica y fundó la Iglesia Anglicana.




Ana Bolena era dama de honor de Catalina y Enrique comenzó sus asuntos amorosos desde entonces. Ana era muy culta y de familia aristocrática, educada en Francia. Enrique creía en el derecho divino de los reyes, y desde 1527 comenzó a pedirle matrimonio a Ana, Primera marqués de Pembroke (El título no rezaba “marquesa” sino Primer marqués, por la costumbre de la época).

Enrique VIII rey de Inglaterra entre 1509 y 1547

Ana fue coronada reina en 1533 y tuvo como primogénita a la que sería Isabel I de Inglaterra. Sin embargo, no pudo volver a quedar embarazada y por eso el rey Enrique la desdeñó.
El hacha con la que ejecutaron a Ana Bolena

Ana Bolena fue ejecutada el 19 de mayo de 1536, 17 días después de su arresto, el 2 de mayo.