martes, 6 de mayo de 2014

Mayo 6: El rey Luis XIV de Francia se muda al Palacio de Versalles, en 1682.



Versalles era un pueblito campesino cuando construyeron el Palacio a 20 kilómetros de París. La corte de Versalles era el centro del poder político de Francia desde 1682 hasta que la familia Real fue forzada a migrar a París el 5 de octubre de 1789, durante la Revolución Francesa.




El Palacio de Versalles es el símbolo de la monarquía absolutista también conocida como el “Régimen Antiguo” o “Ancien Régime”.




En 1575, el Señorío de Versalles fue comprador por Albert de Gondi, un florerntino “nacionalizado” en Francia y quien invitaba al rey Luis XIII a ir de cacería deportiva por los bosques del entorno del pueblito. El Rey se encantó con el sitio y ordenó la construcción de una cabaña de cacería en 1624. Ocho años después, el Rey compró el Señorío a la familia Gondi y comenzó el proyecto de la construcción de un Palacio Real.




El sucesor de Luis XIII fue Luis XIV -“El Rey Sol”- quien agrandó el proyecto y ordenó que se construyera el palacio más grande y hermoso de todo el mundo.