jueves, 22 de mayo de 2014

Mayo 22: El ejército macedónico de Alejandro Magno derrota a Darío III de Persia en la Batalla de Granicus, en el año 334 antes de Cristo.




La batalla del Río de Granicus, cerca a la actual Ergili (Turquía) en mayo de 334 AC. Esta fue la primera de las tres grandes batallas libradas por Alejandro Magno contra el Imperio Persa.



El ejército de Alejandro luchó en el noroeste de Asia Menor, cerca del sitio de Troya, fue allí donde Alejandro derrotó a las fuerzas de los persas y los Sátrapas o gobernadores persas en el Asia Menor. (Sátrapa era el nombre dado a los gobernadores de las provincias persas).



Luego del asesinato del rey Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro, y la aceptación de éste como líder y heredero, destruyó a sus enemigos y los ejecutó. Luego se lanzó a consolidar Grecia y siguió rumbo al Asia Menor, en el año 334 antes de Cristo.



La victoria de Alejandro en la Batalla de Granicus le permitió reclamar los dominios sobre el Asia Menor, lo que llamamos Oriente Medio, desde América, en la actualidad. Los europeos dicen Oriente cercano.



Es pertinente recordar que el Imperio Persa, también llamado Imperio Aqueménida, se extendía por los territorios actuales de Afganistán, Chipre, Egipto, Israel, Líbano, Turquía, Irán, Irak, Siria Turkmenistán y Uzbekistán.