domingo, 16 de noviembre de 2014

Noviembre 16: Hoy es el lamentable aniversario de la captura del emperador Inca, Atahualpa, en 1532, por el conquistador y asesino español Francisco Pizarro, durante la llamada “Batalla de Cajamarca”, que no fue una batalla sino una emboscada española contra los incas desarmados.



                    Atahualpa, Pizarro y Huascar, el predecesor de Atahualpa.


El día anterior, en noviembre 15 de 1532, los asesinos españoles, comandados por Francisco Pizarro, y bajo las órdenes de Hernando de Soto, se reunieron con Atahualpa, quien les rindió un homenaje glorioso.



Trampa en Cajamarca: La emboscada a Atahualpa por órdenes de Francisco Pizarro y Hernando de Soto


Pero ese par de malhechores lo invitaron a una reunión el 16 de noviembre, al día siguiente, en la Plaza de Cajamarca…y Francisco Pizarro fue tan, pero tan pérfido que antes de la reunión emboscó al emperador quien iba desarmado a rendirle una ofrenda. (Y en el colegio nos enseñaron que ese malvado facineroso era un valiente conquistador…)




           La “batalla de Cajamarca”, en 1532, según la historia española



“Cuentan que el último gobernante del Imperio incaico, Atahualpa, era un hombre muy inteligente pero poco diestro en el arte de la guerra, pues necesitó trece batallas para derrotar a su predecesor, Huáscar, en el cargo de emperador.



Su reinado comenzó en 1532 y fue tan breve como desafortunado, pues el 15 noviembre de ese mismo año fue arrestado por las tropas de Francisco Pizarro. Explica Ramón J. Sender en su libro ‘Túpac Amaru’, que Atahualpa debía ser un hombre muy listo, que aprendió a jugar al ajedrez solo, sin que nadie le enseñara, solamente observando cómo lo hacían sus captores.” (Véase: http://peru.com/actualidad/sabias-que/atahualpa-infortunio-inca-que-murio-dominar-ajedrez-noticia-268583)