martes, 25 de noviembre de 2014

Noviembre 25: Estanislao Augusto Ponitaowski (Stanisław II August Poniatowski) fue el último rey de la Polonia independiente, pero fue forzado a abdicar el 25 de noviembre de 1795, durante la Tercera Partición de Polonia. Estanislao se exilió en Rusia.



Stanisław II August con ropa de coronación. Pintira de Marcello Bacciarelli

Las subdivisiones polacas por repartimiento de territorios ejercidos por las potencias militares rusa, austríaca, y prusiana tuvieron lugar durante la segunda mitad del siglo XVIII. Esas reparticiones terminaron con la Mancomunidad polaco-lituana y que puso fin a la soberanía polaca durante 123 años.

La Mancomunidad de Polonia-Lituania en 1772


La primera de las pariciones del territorio polaco se decidió el 5 de agosto de 1772. Dos décadas más tarde, el ruso y las tropas prusianas entró en la Commonwealth de nuevo, y la segunda repartición se firmó el 23 de enero de 1793. Austria no participó en la segunda partición.

Las tres particiones de la Mancomunidad de Polonia y Lituania;  la partición en favor de Rusia,  en color turquesa; la partición a favor de Austria, en verde;  y en favor de Prusia en azul. 



La tercera ocasión que ocurre una partición polaca tuvo lugar el 24 de octubre de 1795, en reacción a la infructuosa insurrección polaca de Kosciusko, el año anterior. Con esta partición, la Comunidad dejó de existir. La Insurrección de Kościuszko (en polaco: insurekcja kościuszkowska) fue una sublevación violenta contra los rusos y los prusianos, en Polonia en 1794 . El líder de la insurección fue Tadeusz Kosciusko.