jueves, 20 de febrero de 2014

Febrero 20: Adolfo Hitler se reúne secretamente con industriales alemanes para financiar el Partido Nazi que había ganado la mayoría parlamentaria y nombrado a Hitler como Canciller.







El Encuentro Secreto del 20 de Febrero de 1933 más conocido como "Geheimtreffen vom 20. Februar 1933" en alemán, fue una reunion clandestine que tuvo Hitler con unos 25 industriales en la residencia oficial de Hermann Göering, presidente del Reichstag en el Palacio Presidencial con el objetivo de buscar ayuda financiera para el Partido Nazi. Las nuevas elecciones alemanas estaban programadas para el 5 de marzo de 1933 y aspiraban a ganar las dos terceras partes del Cuerpo Legislativo (Reichstag) alemán.





En su libro “Mein Kampf”, Hitler atacó tanto las políticas de izquierda como las de derecha en Alemania. Sin embargo, los eruditos de las universidades lo calificaron como un reaccionario de la derecha extrema. En una entrevista le preguntaron de frente a Hitler que si era “un burgués de la extrema derecha”, como decían sus opositores, y Hitler respondió que el Nazismo no era exclusivamente para una clase social y que no favorecía ni a la izquierda ni a la derecha, pero que preservaba los elementos “puros” de ambos lados: “Desde el campo de la tradición burguesa, tomamos la determinación nacional, y del marxismo, tomamos el socialismo creativo”.