sábado, 1 de febrero de 2014

Febrero 1: Francia declara la guerra a Gran Bretaña y a los Países Bajos, en 1793, durante las Guerras Revolucionarias Francesas.


Las monarquías europeas se opusieron sistemáticamente a la Revolución Francesa, desde diferentes ángulos de ataque: mediante la censura se impedía el acceso a la información al pueblo de lo que ocurría en Francia; a través de intelectuales conservadores se atacaban los principios de la Revolución Francesa; Edmund Burke escribió, en 1790, un texto titulado “Reflexiones sobre la Revolución en Francia”  donde comparó el sistema gradual  que se llevó a cabo en Inglaterra frente a la brusca ruptura en Francia; y finalmente, mediante el enfrentamiento militar.
Al gobierno del Reino Unido de la Gran Bretaña no le gustó la política de anexión territorial que estaba emprendiendo la Revolución Francesa, a través de sus dirigentes de la Convención y mucho menos el juicio y ejecución de Luis XVI. 



Ejecución del rey de Francia Luis XVI, por traición.

El 24 de enero de 1793, tres días después de la ejecución del rey, los británicos expulsaron al embajador francés en Londres. Una semana después, el 1º de febrero, los franceses declararon la guerra a Gran Bretaña.
La ejecución del rey francés alarmó a la mayoría de los monarcas europeos que recordaron la ejecución de Carlos I de Inglaterra, decapitado en Whitehall, el 29 de enero de 1649, bajo la revolución dirigida por Oliver Cromwell. Por consiguiente, una coalición de ejércitos se alistó para enfrentar a Francia. 

Pintura de Eugéne Delacroix
 Surge así la Primera Coalición compuesta por: Austria, Cerdeña (que ya estaba en guerra con Francia desde 1792), España, Gran Bretaña, Holanda y Prusia. En la práctica, Gran Bretaña, Austria y Prusia afrontaron la coalición.


Austria y Prusia atacaron desde los Países Bajos austríacos (Holanda) mientras que Gran Bretaña sitió por mar al puerto de Toulon, en el sur de Francia. En el Norte, los ejércitos franceses fueron expulsados de Bélgica. El lema de la Revolución Francesa prosiguió: "Libertad, Igualdad, Fraternidad".