miércoles, 26 de febrero de 2014

Febrero 26: Adolfo Hitler ordena que la Luftwaffe, Fuerza Aérea, sea reconstruida, en 1935, violando así las provisiones del Tratado de Versalles.


Hermann Göring fue el Comandante en Jefe  de la Luftwaffe hasta abril de 1945. 

El 26 de febrero de 1935, Hitler ordena el restablecimiento de la aviación militar en Alemania. Al final del la Primera Guerra Mundial, la maquinaria militar alemana fue destruida y se le prohibió a Alemania su reconstrucción, según lo acordado en el Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919.

Alemania quedó tan humillada por Francia que Estados Unidos no quiso firmar el Tratado que ofendía a Alemania. Los alemanes quisieron desafiar al Tratado de Versalles que les prohibía volver a formar ejércitos, pero los alemanes en revancha y necesidad de resurgir, rejuvenecieron su capacidad creativa y tecnológica para lograr construir la fuerza aérea más poderosa del comienzo de la Segunda Guerra Mundial: La Luftwaffe.

Insignia inicial de la Luftwaffe


Los pilotos alemanes tuvieron que entrenar en escuelas de aviación privada que capacitaban los futuros pilotos de Luft Hansa, la empresa de aviación civil de la época. Con el fin de entrenar a sus pilotos para combates aéreos modernos, Alemania tuvo que acudir a su futuro enemigo, la Unión Soviética., que también estaba aislada de Europa por su ideología comunista.



Establecieron un aeropuerto secreto de prácticas de combate aéreo, en Lipetsk, desde 1924, en el cual operaban naves holandesas, rusas y alemanas construidas al escondido. Esa Base Aérea fue conocida luego como el 4° Escuadrón del Ejército Rojo soviético.