viernes, 7 de febrero de 2014

Febrero 7: Aniversario de la llegada de The Beatles al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, en 1964.


The Beatles llegaron a Nueva York, procedentes de Londres en un avión de Pan Am, el 7 de febrero de 1964, donde encontraron lo que no se imaginaron: “Beatlmania”. Más de tres mil adolescentes fueron a recibirlos con gritos histéricos y presiones que hubo que reforzar los oficiales de policía para contener la turba. Uno de los momentos más “icónicos” de la historia del Rock ‘n Roll.



Fue la primera visita de The Beatles a Estados Unidos. En el aeropuerto John F. Kennedy otorgaron la primera conferencia de prensa, donde Ringo expresó que “Beethoven escribía buenos poemas”.
Dos días después, se presentaron en el Ed Sullivan Show de la TV. El más importante programa de entretenimiento de la TV de los EEUU.




“I want to Hold Your Hand”, del cuarteto británico apodado entonces como “The Fab Four” (Los Cuatro Fabulosos), fue la primera canción en lograr el primer puesto en el rango estadounidense musical.


John Lennon y Ringo Starr, con 23 años; Paul McCartney con 21, y George Harrison con 20, fueron invitados a participar en el más importante espectáculo de la televisión estadounidense: the Ed Sullivan Show, dos días después.

 La gritería en el estudio de TV no dejó escuchar la presentación de “los cuatro peludos de Liverpool”. El Ed Sullivan Show tenía una audiencia de más de 75 millones de estadounidenses, en 1964. Es decir, el 40% de la población. 


El programa se repitió dos presentaciones más por solicitud masiva de la audiencia. Los periodistas comenzaron a titular esa euforia, no solo como “Beatlemania” sino también como el comienzo de la “Invasión Británica” u “Ola Inglesa”, pues luego vendrían los Rolling Stones, The Who, The Dave Clark Five, The Animals, The Herman´s Hermits…



El 11 de febrero se presentaron en el Coliseo de Washington, D.C. Al día siguiente tuvieron que repetir el concierto en el Carnegie Hall de Nueva York, dos veces. La policía tuvo que cerrar las calles alrededor de ese venerable “Music Hall”, debido a la histeria colectiva que amenazó al orden local.

El 22 de febrero, The Beatles regresaron a Londres, dejando tras de sí el más grande impacto social que se haya visto en Estados Unidos y que le dio la vuelta al mundo occidental.