miércoles, 5 de febrero de 2014

Febrero 5: El gobierno japonés de 1597 ordenó el asesinato de los cristianos japoneses porque consideraron que era una amenaza para la sociedad japonesa. (吉利支丹, 切支丹, クリスチャン)


Japoneses vestidos con modas portuguesas
El término “Kurisuchan” proviene del portugués cristão, porque fueron los portugueses quienes introdujeron el cristianismo al Japón. Los misioneros portugueses fueron llamados “bateren” o “padres” y a veces los llamaban “Iruman” del portugués “irmão”.

Los buques portugueses comenzaron a llegar a Japón en 1543 con la misión de adoctrinar a los japoneses e inducirles la religión Católica, para que dejaran de ser herejes bestiales y desalmados. Los primeros misioneros fueron los Franciscanos y los Dominicanos. Luego llegaron los Jesuitas españoles, con Francisco Xavier (Patrón de los Javerianos) quien llegó con Cosme de Torres y el padre Juan Fernández, los cuales llegaron al puerto de Kogoshima, con la misión de adoctrinar a esos “ojialmendarados” herejes.



El Tratado de Tordesillas dividió el planeta en dos territorios: España y Portugal
Los jesuítas, con el liderazgo de Francisco Xavier, lograron adoctrinar a más de 300,000 japoneses con los dogmas cristianos.