martes, 15 de julio de 2014

Julio 15: En el año 1799, La Piedra Rosetta es hallada en el pueblo egipcio de Rosetta, por el capitán francés Pierre-François Bouchard, durante la campaña de Napoleón Bonaparte en Egipto.



Campaña de Napoleón en Egipto y ataque de los ingleses al mando de Horatio Nelson


Mientras Napoleón llevaba a cabo su campaña en Egipto, con sus científicos, y creyendo que había dejado su flota de buques anclados en un lugar seguro de la bahía de Abukir, el almirante británico Horatio Nelson venía al acecho y, en la madrugada del 1º de agosto de 1798, atacó a la desprevenida flota francesa por sorpresa.

El Almirantae inglés Horatio Nelson se convirtió en héroe nacional porque emboscó a la flota francesa y la destruyó




El éxito del ataque convirtió a Nelson en un héroe británico. Napoleón quedó atrapado en Egipto y culminó su campaña gobernando pacíficamente a un país con el doble del territorio de Francia.


La Piedra de Rosetta en el Museo Británico. 


En julio de 1799, la expedición científica de Napoleón se encontró con una piedra de basalto negro en forma de monolito, la cual contenía tres inscripciones: dos en los jeroglíficos del egipcio antiguo y la tercera en griego.

El haber podido descifrar las inscripciones de la piedra, sirvió para comprender la historia del pasado

Esa piedra fue hallada en la población de Rosetta y de ahí su nombre: “piedra de Rosetta”. Jean-François Champollion, joven lingüista conocedor de nueve idiomas orientales, comenzó a descifrar la famosa piedra, que permitió gran ayuda a la arqueología moderna para comprender el pasado.