lunes, 7 de julio de 2014

Julio 7: Tropas estadounidenses invaden y ocupan Monterey y Yerba Buena, durante la Guerra entre Estados Unidos y México, en 1846, dando comienzo a la toma y adquisición de California.





El presidente de Estados Unidos, James K. Polk comisionó a una delegación de negociadores liderados por el diplomático John Slidell, para ir a México y ofrecer compra por California y Nuevo México. EEUU ya se había anexado la República de Texas, el 29 de diciembre del año anterior, 1845.




El general y presidente Antonio López de Santa Anna rehusó la oferta, a pesar de tener un Estado debilitado por la guerra tratando de defender a Texas y por las pugnas políticas internas entre liberales federalistas y conservadores centralistas.



El avance de las tropas estadounidenses comandadas por el general Zachary Taylor, (apodado como “Old, Rough and Ready”) alertó a los mexicanos. El general presidente López de Santa Anna consideró que aquello era un acto de agresión y le declaró la guerra a Estados Unidos el 7 de julio de 1846.




El avance de las tropas estadounidenses comandadas por el general Zachary Taylor, (apodado como “Old, Rough and Ready”) alertó a los mexicanos. El general presidente López de Santa Anna consideró que aquello era un acto de agresión y le declaró la guerra a Estados Unidos el 7 de julio de 1846.
General Zachary Taylor


El conflicto terminó con la firma del Tratado de Guadalupe-Hidalgo, el 2 de febrero de 1848 en virtud del cual México cedió a Estados Unidos los territorios de Nuevo México hasta la Alta California, que incluía a Utah, casi la mitad del territorio mexicano. En compensación, EEUU pagó US 15 millones a México.