miércoles, 13 de agosto de 2014

Agosto 13: Luego de un asedio extendido a la ciudad Azteca de Tenochtitlán, el conquistador Hernán Cortés captura a Tlatoani Cuahtémoc, lo tortura y se apodera de la ciudad para saquearla y robarse todo lo que se encontró a su paso, en 1521.



                    “La Conquista de Tenochtitlán”, de artista desconocido. 

El conquistador español, Hernán Cortés, asedió a Tenochtitlán, capital del Imperio Azteca, el 13 de agosto de 1521, mediante la manipulación de facciones locales y aprovechando las divisiones internas.



El Calendario Azteca circular con grabados que representan la forma cómo los aztecas medían los días, los meses y los cíclos cósmicos.


A pesar de las numerosas batallas que se libraron entre los aztecas y el ejército español, llegó el asedio de Tenochtitlán, la capital del Imperio Azteca y que constituyó la batalla final y decisiva, que condujo a la caída de la civilización azteca.

Los Últimos Días de Tenochtitlán, en la Conquista de México por Cortés”. Pintura del siglo XIX por William de Lefwich Dodge.


Además, la toma de Tenochtitlán marcó el final de la primera fase de la conquista española del Imperio Azteca.

Busto de Cuauthémoc en el Zócalo, Ciudad de México

Los conquistadores españoles junto con indígenas aliados tlaxcaltecas avanzaron sobre Tenochtitlán, mientras los aztecas que comenzaron a ver el fin, arrancaron los corazones de los 70 españoles capturados como prisioneros de guerra en el altar de Huitzilopochtli.

Hernán Cortés, el conquistador y torturador

Otros aztecas huyeron hacia Tlatelolco, en el Valle de México, donde habitaba la otra etnia de los Mexicas.
“La Tortura de Cuauhtémoc”. Pintura del siglo XIX por Leandro Izaguirre. 









Luego de la toma de Tenochtitlán, Hernán Cortés captura a Tlatoani Cuauthémoc y lo obliga a informar sobre las riquezas y sus sitios de almacenaje. Como Cuauthémoc no quiso delatar el lugar de los tesoros ni por las buenas ni por las malas, Hernán Cortés lo tortura hasta la muerte.