viernes, 29 de agosto de 2014

Agosto 29: Hoy hace 47 años que se llevó a cabo el último concierto, por contrato, de The Beatles y que tuvo su final en el estadio Candlestick Park en San Francisco, California: Agosto 29 de 1966.





Según las palabras de Ringo Star, el baterista del grupo: “There was a big talk at Candlestick Park that this had got to end. At that San Francisco gig it seemed that this could possibly be the last time, but I never felt 100% certain till we got back to London. John wanted to give up more than the others. He said that he'd had enough.”


The Beatles ingresan a su último concierto en San Francisco, el 29 de agosto de 1966



A pesar de lo anterior, un jueves 30 de enero de 1969, los cuatro Beatles se subieron a la azotea del edificio de Apple Corp, la disquera que ellos mismos crearon para grabar sus composiciones.


Álbum (Long Play) grabado durante el concierto en vivo en una grabadora de mano


Desde la última gira musical que hicieron The Beatles a Estados Unidos, tres años antes, en el estadio Candlestick Park en San Francisco, el grupo musical más famoso de todos los tiempos atravesó por una serie de crisis que comenzó por la relación de John Lennon con Yoko Ono y que los apartó en medio del alto consumo de estupefacientes, alcaloides y psicotrópicos.

Boleta de entrada al concierto

La relación entre los miembros de la banda se había resentido tras varios rifirrafes personales surgidos entre ellos y sabían que esa sería la última oportunidad que tenían para tocar juntos (la ocasión anterior en la que el grupo lo había hecho fue tres años antes, el 29 de agosto de 1966, durante la gira que hicieron por los Estados Unidos).


El concierto en la azotea fue, en realidad, su último concierto, pero fue gratis y sin permiso de la Alcaldía

Paul improvised the lyrics of his song "Get Back" to reflect the situation, "You've been playing on the roofs again, and you know your Momma doesn't like it, she's gonna have you arrested!




Esta fue la gran despedida gratuita que The Beatles hicieron desde la azotea de sus estudios de grabación Apple Corp (antes Apple Records). Lograropn interpretar varias canciones hasta que la policía llegó a terminar el concierto.


Ante el ruido sonoro de The Beatles que salía de una azotea, el público se aglomeró
y tuvo que llegar la policía a poner orden

"There was a plan to play live somewhere. We were wondering where we could go—'Oh, the Palladium or the Sahara.' But we would have had to take all the stuff, so we decided, 'Let's get up on the roof'.