viernes, 1 de agosto de 2014

Agosto 1: Las Leyes de Unión de 1800 pasan para formar la unión del Reino de Gran Bretaña y el Reino de Irlanda para formar el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda.




Unión de las banderas de los tres reinos de Inglaterra, Escocia e Irlanda


Llamadas en inglés como “The Acts of Union”, ambas fueron las leyes complementarias que pasaron por los Parlamentos de Gran Bretaña e Irlanda para aprobar la unión de ambos reinos. En realidad, la unión entró en vigencia a partir del 1° de enero de 1801.


Evolución de la la "Union Jack" a través de las cruces de sus santos patronos

En 1707 se unieron los reinos de Inglaterra y de Escocia en lo que se llama el Reino Unido de Gran Bretaña. El reino de Irlanda ganó mayor independencia legislativa a través de la Constitución de 1782. Sin embargo, el acceso al poder institucional seguía restringido a una pequeña minoría de ascendencia protestante. Esa frustración condujo a una rebelión en 1798 que involucró una invasión francesa a Irlanda apoyando la independencia de Gran Bretaña.

Mapa del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda 


La rebelión fue aplastada por los británicos con enormes derramamientos de sangre que condujeron a la aprobación del Acta de Unión el 1° de agosto de 1800. Las discriminaciones religiosa y laboral, entraron en desmonte gradual cuando entró en vigencia al Acta de Unión.


Daniel O’Connell 

No obstante, tuvo que intervenir el líder católico Daniel O’Connell para impulsar el desmonte de la segregación religiosa, económica y social. Incluso, O´Connell estimuló al pueblo irlandés para que aprendiera inglés y mejorar las relaciones con los británicos. Finalmente, O´Connell ayudó a promulgar la Ley de Judaísmo que emancipó al pueblo judío de la obligación de vestirse diferente para ser diferenciados y discriminados del resto de la población.