lunes, 13 de octubre de 2014

Octubre 13: Hoy es un aniversario que provoca mucha inquietud: El Emperador Romano Claudio es envenenado, de manera misteriosa y subrepticia, en el año 54. Su identificación romana era Tiberius Claudius Caesar Augustus Germanicus. Nerón, su sobrino de 17 años lo sucede como nuevo Emperador de Roma.



Tiberio Claudio  César Augusto Germánico, cuarto emperador romano.


Claudio era tartamudo y cojo, lo cual lo hacía el “hazmerreir” de Roma. Claudio fue muy estudioso. Pasaba el tiempo en la biblioteca imperial. Pero sucede que cuando uno está en el sitio preciso, en el momento oportuno, y con la gente que manda, es definitivo en la vida.


   Busto de mármol de Agripina. Madrid

Su esposa Mesalina sedujo a todos los coroneles que ella hizo nombrar generales. Claudio tuvo dos hijos: Britannicus y Octavia. Pero Mesalina optó por casarse con el Cónsul Silus, como parte de una conspiración contra Claudio.






Ambos fueron ejecutados. Claudio, entonces, se casó con su sobrina Agripina “La Joven”, quien junto con su hermano Domitius, eran los únicos descendientes vivos y directos de Augusto.

Detaalle geográfico del mapa del Imperio Romano


Agripina aprovechó la oportunidad para hacer nombramientos que le rendirían pleitesía. Posteriormente, Agripina le pidió a Claudio que adoptara al hijo de ella, Nerón, quien, tomó el nombre de “Nerón” como hijo adoptivo de Claudio.


Agripina corona a su hijo Nerón, de 17 años, como Emperador de Roma.


Claudio murió envenenado el 13 de octubre del año 54 después de Cristo, posiblemente por órdenes de Agripina, primera sospechosa, porque temía que Britanicus fuera el sucesor al trono por ser hijo de Claudio, en vez de su hijo Nerón, quien fue coronado inmediatamente después de la muerte de su tío Claudio.