jueves, 2 de octubre de 2014

Octubre 2: Hoy es el aniversario de la toma de Jerusalén por Saladino, Sultán de Egipto y Siria, contra el líder de las Cruzadas cristianas, el francés Balian d’Ibelin quien se rindió ante Saladino, el 2 de octubre de 1187.



Los reinos de Jerusalalén y de Saladino, en el año 1187.

Saladino puso fin al primer Reino de Jerusalén, luego de 88 años de gobiernos Cruzados. Los cristianos europeos buscaron la revancha con la Tercera Cruzada, que lideró el legendario Ricardo Corazón de León, Felipe Augusto y Federico Barbarroja, de manera separada.




La mayor victoria de Saladino fue en la Batalla de de Hattin, en 1187, con la cual logra capturar a Jerusalén.


La derrota que Saladino propinó a los Cruzados significó el fin del primer Reino de Jerusalén. Los musulmanes conocían a los “Cruzados” como los “Francos”. Jerusalén había sido tomada por los cristianos en 1099, durante la furiosa y sangrienta campaña de la Primera Cruzada, donde masacraron por parejo a judíos, cristianos, judío y musulmanes, luego que el Papa Urbano II predicara sobre la “conquista de la Tierra Santa”.



                             Saladino captura a Jerusalén en 1187.



Luego de la victoria de Saladín en la Batalla de Hattin, el mismo Sultán le pidió a los judíos que regresaran a Jerusalén y les permitió reacomodarse en la Tierra Santa. Aunque la Tercera Cruzada fue algo exitosa, no logró recapturar a Jerusalén. Aquello condujo a la firma del Tratado de Ramla, en 1192, en virtud del cual Jerusalén continurá bajo el control islámico pero permitiendo a los cristianos a hacer peregrinajes a la Tierra Santa.




Saladino