miércoles, 8 de octubre de 2014

Octubre 8: Hoy es el aniversario de la Segunda Guerra del Opio, entre los años 1856 y 1860.



Pintura que muestra al mandarin Li ordenando la destrucción de 20.291fardos de opio.

Esa execrable demostración de imperialismo liderada por Gran Bretaña y secundada por Estados Unidos y Francia, ha sido la segunda vergüenza de la historia de la humanidad.



El ejército británico defiende los carteles internacionales de la droga desde la Primera Guerra del Opio.

La primera y gran vergüenza, fue por supuesto, la Primera Guerra del Opio, entre 1839 y 1842, declarada por Gran Bretaña a China, porque los chinos no quisieron aceptar el opio impuesto por los británicos inmorales. ¡O lo compran y lo consumen, o se los hacemos comprar y consumir!




Pues los ingleses obligaron a los chinos a comprar el opio que los ingleses producían en India (la joya de la corona británica). El Tratado de Nanjing (Nanking) puso fin a esa Primera Guerra, obligando a los chinos a comprar el opio.

Los chinos capturan contrabando de opio en buques británicos

El Tratado de Nanjing (Nanking) fue una imposición de paz entre la Reina Victoria de Gran Bretaña y el Emperador de China, de la Dinastía Qing.



El opio invadió a la sociedad china


Este sería el primero de los llamados “Tratados Desiguales” que tendría que firmar el emperador chino con las potencias europeas durante el resto del siglo XIX.