sábado, 18 de octubre de 2014

Octubre 18: Hoy es aniversario del fin de la “Guerra de la Sucesión Austríaca” al firmar el Tratado de Aix-la-Chapelle o Aquisgrán, en español, en 1748.



Retrato de María Teresa I, Reina de Hungría y Bohemia, 
Emperatriz consorte del Sacro Imperio Romano Germánico
 y Archiduquesa de Austria, retratada por Martin van Meytens, 1759 


El reino de Prusia fue el resultado de la unión de Brandenburgo y el ducado polaco de Prusia en 1701, liderado por la familia Hohenzollern de Brandenburgo, como resultado del Tratado de Utrecht, en 1713 cuando asume como rey Federico Guillermo I hasta 1740, fecha en la cual se inicia la Guerra de Sucesión Austríaca.


En amarillo claro: los aliados de Carlos de Austria; color mostaza: Aliados a Felipe V;
y color blanco: los territorios perdidos por España


Federico II de Prusia invadió Silesia, y María Teresa, la emperatriz del Sacro Imperio Romano Germánico (Sede Viena, Austria) solicitó ayuda a los reyes europeos pero no le ofrecieron el respaldo militar que ella esperaba. Allí comenzó la rivalidad entre Austria y Prusia, que conducirá al nacionalismo alemán y su primacía sobre Austria.


Guerra por la sucesión del trono en Austria


El Tratado de Aquisgrán, firmado el 18 de octubre de 1748, puso fin a la “Guerra de Sucesión Austríaca”; pero, condujo a la Guerra de los Siete Años, las cuales se trasladan al continente americano en 1754, como consecuencia de las rivalidades territoriales entre Francia y Gran Bretaña, por el control del territorio de América del Norte.



                         Mapa de Europa luego del Tratado de Aquisgrán en 1748