viernes, 17 de octubre de 2014

Octubre 17: Hoy es el aniversario del vil asesinato del general José María Córdoba, en 1829.





Luego de su éxito en la Batalla de Boyacá, que sella el nacimiento de la República de la Gran Colombia, fue encomendado por Simón Bolívar para perseguir al virrey Sámano, pero este huyó. Entonces Córdoba prosiguió a liberar a Antioquia.



Retrato al óleo del general José María Córdoba, Rionegro.


El 12 de febrero de 1820 logró enfrentar al gobernador de la provincia de Antioquia Francisco Warleta quien gobernaba en nombre del rey de España. En el sitio “Chorros Blancos”, cerca a Santa Rosa de Osos, José María Córdoba le propinó una descarga tan poderosa a Warleta que éste salió huyendo hacia Cartagena. Córdoba selló la independencia de la Provincia de Antioquia, luego liberó a Cartagena, Cauca y Bajo Magdalena.



           Estatua de José María Córdoba en Medellín.

Pasó a Ecuador con el Mariscal Sucre, y el 24 de mayo de 1822 ayudó en la victoria de la Batalla de Pichincha, que liberó a Ecuador.



Estatua de José María Córdoba Muñoz en el parque de Concepción, su municipio natal


Dos años después se llena de gloria en la Batalla de Ayacucho el 9 de diciembre de 1824, cuando exclama: ¡Soldados, armas a discreción; de frente, paso de vencedores! …Y derrotó a los españoles, dando libertad a Perú. Por eso fue apodado “El Héroe de Ayacucho”.



Tumba, Corona y Estatua de Cordoba en Rionegro, Antioquia. La estatua simboliza la Batalla de Ayacucho;
 la corona fue otorgada al general después de dicha Batalla y la donó al municipio de Rionegro.



La dictadura de Bolívar enfureció a Córdoba quien luchaba por la libertad. Fue calificado de conspirador y traición. La corona de la Gran Colombia fue ofrecida a Bolívar con el apoyo de Luis Felipe de Francia, quien a la postre sería el heredero de la Gran Colombia.



Batalla de Ayacucho

A Córdoba no le dieron tiempo de preparase para la guerra, recibió dos balazos en el encuentro, fue perseguido hasta el hospital y luego fue asesinado a sablazos, por el coronel irlandés Rupert Hand, a órdenes del general también irlandés Daniel O’Leary. El General José María Córdoba murió asesinado el 17 de octubre de 1829 en el hospital del municipio de Santuario, en el Oriente antioqueño.