lunes, 15 de diciembre de 2014

Diciembre 15: Hoy es aniversario del armisticio que la revolución bolchevique rusa solicitó a las Potencias Centrales de la Primera Guerra Mundial en 1917.



Mapa de las alianzas militares europeas en 1910. 

El origen de las Potencias Centrales de la Primera Guerra Mundial, mejor conocida como la Gran Guerra, fue la Triple Alianza formada por el Imperio Alemán, el Imperio Austro-Húngaro, y luego con invitación al Reino de Italia, por iniciativa del canciller alemán Otto von Bismarck, a partir de 1887. Italia abandonó la alianza en el verano de 1914 por las ofertas que le formularon Gran Bretaña y Francia que estaban aliadas con Rusia mediante la “Triple Entente” que surgió primero de la alianza franco-rusa, en 1893; luego la “Entente Cordiale” entre Francia y Gran Bretaña; y, posteriormente, por el Acuerdo anglo-ruso de 1907, todos asustados con el crecimiento del Imperio Alemán del Kaiser, Guillermo II.



León Trosky, Comisario de Relaciones Exteriores del gobierno bolchevique, con abrigo negro, llega a Brest-Litovsk para dar  inicio de las negociaciones en diciembre de 1917.


Rusia no pudo sostener su participación en la Gran Guerra porque estaba económica, política y socialmente arruinada, por las repetidas derrotas militares y la incompetencia del régimen zarista de Nicolás II para atender las crecientes necesidades insatisfechas del empobrecido pueblo ruso.


Rusia deja la Guerra: Lenin se toma el poder con la revolución bolchevique hacia el comunismo; luego de la Batalla de Verun, Rusia busca una negociación costosa en territorios debido a la enorme pérdida de vidas humanas.


En el mes de febrero de 1917 se produjo la abdicación del zar Nicolás II y la formación de un gobierno provisional dirigido por Alexander Kérensky, quien se negó a retirarse de la guerra creyendo que las derrotas pasadas fueron falta de autoridad y liderazgo y que él podría recuperar el prestigio ruso.


Kennan fue embajador de EEUU en Rusia y autor de la Teoría de la Contención, durante la "Guerra Fría".


El Imperio Alemán permitió el regreso de Vladimir Lenin a Rusia, proveniente de su exilio en Suiza, con el fin de ayudar los movimientos anti-guerrerista rusos como los bolcheviques rojos y los anarquistas.


Fronteras impuestas por Alemania a Rusia en Brest-Litovsk


La “Ofensiva Kérensky” fue un fracaso total que dio inicio a la Revolución el 7 de noviembre de 1917 por los bolcheviques en San Petersburgo. La Revolución subió a Vladimir Lenin al poder de Rusia para gobernar con el Partido Bolchevique de los rojos quienes iniciaron las negociaciones para salir de la guerra.



Mapa del Tratado Brest-Litovsk.   


Las negociaciones se llevaron a cabo en Brest-Litovsk, terminaron el 15 de diciembre de 1917 pero el documento se firmó el 3 de marzo de 1918.